Convenio Regulador

El Convenio Regulador

Utiliza este convenio regulador para minimizar los problemas y pactar con tu cónyuge las normas a aplicar en relación al domicilio, el cuidado, mantenimiento de los hijos y los aspectos económicos del matrimonio, que luego podrás utilizar en una posible separación matrimonial o divorcio.

¿Cuándo usar?
Utiliza este convenio cuando:

quieras evitar problemas por si decidieras mediante un acuerdo con tu cónyuge, la separación de hecho y poner fin, momentáneamente, a la convivencia
quieras hacer una separación legal acordada con tu cónyuge y además solicitarla al juez a través de un abogado
quieras solicitar un divorcio con acuerdo con tu cónyuge a través de abogado
¿Qué cubre?
Este convenio incluye unas normas a cumplir por los dos, en los siguientes temas:

el cuidado de vuestros hijos, si los hay

el régimen de visitas

cómo contribuir ambos al pago de los gastos familiares y de los hijos (por ejemplo: agua, luz, colegios, clases extraescolares, vacaciones, etc…)

cómo se usaría y quién la vivienda familiar

cómo se deberían repartir los bienes familiares

si consideráis necesario fijar una pensión compensatoria entre vosotros en caso de que se produzca una separación o un cese de la convivencia

qué hacer con el régimen económico del matrimonio (por ejemplo: en caso de separación el matrimonio se compromete a cambiar el régimen económico de gananciales y separar sus bienes mediante capitulaciones matrimoniales)

¿Qué ocurre con el domicilio conyugal?
Como consecuencia de la separación , uno de los cónyuges tendrá que cambiar de domicilio, con lo que en este convenio puedes acordar el respeto a la libre elección de sus respectivos domicilios por los cónyuges y además, la obligación de comunicarse mutuamente dichos cambios, para poder estar comunicados.

En cuanto al domicilio familiar, en el convenio acordarás quien va a usar y disfrutar la vivienda, lo cual, variará en función de si en el matrimonio hay hijos o no.

¿Qué ocurre con los hijos?
Cuando los hay, en el convenio puedes acordar cómo tomar las decisiones que les afecten a ellos en el futuro, como por ejemplo:

cambios de domicilio

informaciones sobre el colegio, notas, profesores, etc.

celebraciones religiosas (la primera comunión, etc…)

tratamientos e información médica

cómo actuar en situaciones de urgencia

el pago de una pensión alimenticia

acordar cómo y quién paga sus gastos

Además de lo anterior, también hay que acordar el régimen de visitas, es decir:

qué días estarán con uno de los padres y qué días con el otro.

custodia compartida o no.

los horarios de inicio y de finalización de las visitas

qué ocurre si hay “puentes” festivos

quién los recoge

cómo organizar las vacaciones de Navidad, de Semana Santa y de verano

Los aspectos económicos del matrimonio
Además de acordar cuando existen hijos, una posible pensión alimenticia para ellos y sus gastos de mantenimiento (por ejemplo, colegios, ropa, viajes o excursiones, extraescolares, etc…), también puedes pactar, si se paga una pensión compensatoria o no entre cónyuges en el caso que alguno de ellos sufra un desequilibrio o pérdida económica importante con la separación.

También se puede acordar en el caso de que el régimen económico del matrimonio sea el de bienes gananciales, la realización de capitulaciones matrimoniales y la liquidación de dicho régimen produciéndose, por lo tanto, un reparto de los bienes en caso de separación matrimonial.

¿Qué es un convenio regulador?
Es un acuerdo o contrato entre los dos cónyuges, que te servirá para acordar las consecuencias de una posible separación de hecho, separación legal y divorcio (los dos últimos solicitados al Juez).

Los acuerdos a los que llegues en este documento, no deben ser especialmente perjudiciales ni para ti ni para el otro cónyuge. En los casos de separación legal y divorcio este convenio regulador tiene que ser aprobado por el Juez cuando haya hijos menores de edad.

Este importante documento suele incluir en su contenido, acuerdos sobre:

el cuidado de los hijos

régimen de visitas

el uso de la vivienda y bienes del matrimonio

cómo pagar los gastos y el mantenimiento de los hijos

la posibilidad de pagar una pensión a uno de los cónyuges

la liquidación del régimen económico matrimonial (gananciales, separación de bienes, etc.)

Estos acuerdos pueden ser modificados con posterioridad si se justifica claramente un cambio en las circunstancias que hagan necesarios esos cambios.

El cuidado de los hijos
¿Sabías que puedes pactar todo lo relativo a la guardia y custodia de los hijos?, y por lo tanto, cómo se debe ejercer la patria potestad sobre ellos, como debe ser el régimen de visitas y convivencia del cónyuge que no convive habitualmente con ellos.

Puedes pactar la custodia compartida. Y en cuanto al lugar para vivir, compartiendo la convivencia, puedes acordar que esta se produzca, o bien, en los domicilios de los padres desplazándose los hijos, o bien, en el domicilio familiar, permaneciendo los hijos y desplazándose los padres.

Régimen de visitas
En el convenio regulador, podrás pactar un régimen de visitas para que tus hijos puedan relacionarse con otros familiares, como los abuelos u otras personas que se indiquen.

Debes tener en cuenta, que en caso de desacuerdo o de negar esas visitas, por ejemplo, los abuelos, podrían solicitarlas al Juez, que puede no aprobar el convenio en este punto. Pregunta a un abogado si quieres saber más sobre el régimen de visitas.

Uso de la vivienda familiar
En este caso la vivienda familiar, será aquella donde resida la familia cuando surgen los problemas familiares, con independencia de quién sea el dueño de la misma. Tanto el uso de la vivienda, como del mobiliario y otros aparatos (ej. electrodoméstico, ordenadores, etc.) necesarios para desarrollar correctamente la vida cotidiana, pueden pactarse en el convenio regulador.

A la hora de pactar debes tener en cuenta, que lo más importante y el interés principal es que tus hijos tengan un lugar adecuado donde vivir y desarrollarse correctamente. Ellos disfrutarán esta vivienda y su mobiliario junto con el cónyuge con el que vayan a convivir. Y ese interés es el que protegerá el juez. Pregunta a un abogado si quieres saber más sobre el convenio regulador y el uso de la vivienda familiar.

Gastos y mantenimiento económico
En este caso en el convenio regulador podrás acordar 4 conceptos o cantidades diferentes:

las pensiones alimenticias debidas a los hijos menores o mayores de edad no independientes económicamente
las pensiones alimenticias entre cónyuges, que corresponden, cuando se mantiene el matrimonio en las separaciones
los gastos y cargas del matrimonio, que comprende las deudas y obligaciones que afectan al patrimonio (sin tener en cuenta el pago del préstamo hipotecario de la vivienda familiar)
la actualización de las cuantías de los pagos anteriores, y en algunas ocasiones se establecen garantías a los cónyuges para cumplir con esos pagos (ej. hipotecas, avales, etc.)
En el convenio se debe incluir el número concreto de mensualidades, quien las cobra, la forma de pago, tiempo de duración, etc. Para las actualizaciones de los importes suele utilizarse la referencia del IPC (índice de precios al consumo), aunque se podría utilizar otro. Si tienes cualquier duda, Pregunta a un abogado.

Pensión compensatoria
Puedes también, llegar al acuerdo de incluir en el convenio regulador, el pagar o cobrar una cantidad de dinero, en compensación por el perjuicio económico que le cause a uno de los cónyuge la separación o divorcio (ej. cuando uno de los cónyuges no trabaja).

Podrás pactar, el importe, tiempo de duración, etc., como también no pagarla. Pregunta a un abogado si tienes cualquier duda sobre el convenio regulador y la pensión compensatoria.

Un comentario sobre “Convenio Regulador”

  1. Pregunta a un abogado:

    si existe controversia u oposición del otro cónyuge en algún contenido del convenio

    Si tienes dudas para fijar la cantidad de la pensión por alimentos a los hijos o la pensión compensatoria para el otro cónyuge

    si una vez firmado el convenio, posteriormente te decides a solicitar una separación legal al juez

    si no hay posibilidades de llegar a un acuerdo con tu cónyuge y quieres solicitar el divorcio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *